Miércoles, diciembre 12

Si te apasiona, emprende

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

A sus 27 años, Daniel Gómez Iñiguez, reconocido conferencista y fundador de la empresa SOLBEN (Soluciones en Bioenergía), la mayor productora de Biodiesel en México, proyecto que surgió de un trabajo final de preparatoria, decidió compartir su experiencia como emprendedor con su libro “Lo abstracto de emprender”. Durante la presentación de su libro, en el marco de la 31 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Gómez Íñiguez se dijo muy feliz de haber llegado a este foro para compartir conocimiento que sea de impacto para las personas, que las motive a ser proactivas y empoderadas porque “es día que el mexicano puede trabajar por sus sueños”. “Pensé escribir el tema en unas 100 hojas pero resultaron 400 y más que un libro de motivación, se trata de una guía práctica para seguir nuestros sueños. No hay recetas, no hay reglas así como tampoco principio, ni fin, cada uno tiene su interpretación. El secreto es hacer lo que nos apasiona para que el éxito y dinero lleguen”, dijo. MI EXPERIENCIA Una de mis grandes pasiones, dijo, es el arte y una vez me topé con un artista oaxaqueño que me mostró un cuadro que no tenía forma alguna. “Durante seis meses lo observé y no encontraba nada y en mis redes sociales la gente veía toda clase de figuras. Como yo no veía nada en ese cuadro, le pregunté al artista que es lo que había pintado y me dijo que era un cuadro abstracto; o sea nada”. Entonces, metafóricamente encontró la relación entre el emprendimiento y el arte abstracto. “Vengo del mundo de las ciencias, a los 16 años me obsesioné con el mundo del biodiesel y me interesé en el mundo de los biocombustibles. Logré entrar a la carrera de ingeniero químico y llegar a estudiar a Alemania y luego en la República Checa, así después de un año nació mi primera empresa SOLBEN, sin dinero, ni haber pasado por ser una incubadora ni contar con un plan de negocios. Todos esos obstáculos, mis amigos y yo, los veíamos como retos”. A los 18 años tuvo su primera crisis, “le vendí una planta al gobierno del sur del país, la inauguró el Presidente y no me la pagaron”. Es decir, de tener un poco de dinero, “me quedé sumamente pobre” y ante eso en el 2008 se pone de moda el tema del emprendimiento en México y recibió varios reconocimientos por estar en concursos, pero no por ganarlos. “En 2010 llegué al mundial de emprendedores y ganamos el segundo lugar en el premio al estudiante emprendedor en la Bolsa Mexicana de valores y a partir de eso me obsesiono con la idea de encontrar al mexicano que gane el mundial de emprendedores”. Siguió en los concursos y en 2011 cuando, estaba incursionando en el mundo de la alta tecnología los combustibles y el sector energético, le aconsejaron acercarme a los políticos, “Empiezo a hacer la antesala con políticos y me empiezo a desesperar, desarrollo una plataforma bidireccional, políticos- ciudadanos que se llamó caras políticas.com pero como los políticos querían corromper mi plataforma me fui a Estados Unidos y me di cuenta que allá hay incluso más corrupción que aquí”. Gómez Iñiguez concluyó en la necesidad de tener bien fijas las metas, no tener miedo a caer, además de tener ambición para lograr emprender y rodearse de otros grandes emprendedores que ayuden al crecimiento. http://www.milenio.com/negocios/si-te-apasiona-emprende

http://www.milenio.com/negocios/si-te-apasiona-emprende

Share.