Miércoles, diciembre 12

Fab Lab México, experiencia reflejada en emprendimiento

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Ciudad de México. 18 de octubre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- El Fab Lab México, ubicado en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac, campus norte, fue reconocido por tercera ocasión por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) como un taller de alta especialización, es decir, un espacio apto para el desarrollo de proyectos de incubación de alto impacto, entre otras.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor en arquitectura Bernardo Gómez-Pimienta, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac, campus norte, apuntó que los fab labs son lugares fundamentales para el desarrollo de nuevos procedimientos industriales.

“Estos espacios permiten a los emprendedores conocer otras maneras de proceder. Nuestras instalaciones también son aprovechadas por alumnos de otras disciplinas; además, tenemos cursos para niños con discapacidades. Ya no se puede vivir en un mundo sin tecnología”, puntualizó.

Fab Lab México, pionero en la democratización de la tecnología

El Fab Lab México fue el primer espacio de este tipo en nuestro país, creado en 2003 con el objetivo de ofrecer a la sociedad un sitio para el desarrollo de proyectos, a través del uso de ciertas tecnologías. En 2013, Fab Lab México ingresó a la red internacional de fab labs, conformada por cerca de mil 400 laboratorios en todo el mundo.

El maestro en arquitectura Gonzalo Pérez Ramírez, coordinador de Fab Lab México, explicó que la idea de instaurar estos lugares de trabajo fue de Neil Gershenfeld, quien fue director del Center for Bits and Atoms (CBI) del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

“El objetivo de los fab labs es la democratización de la tecnología (…) Es una red global de laboratorios a nivel mundial que inició en 2001. En México hay 18 que aparecen registrados en la lista. Cada uno —fab lab— tiene su vocación y curiosamente, la mayoría está en instituciones educativas”, comentó el coordinador Gonzalo Pérez.

En este sentido, Fab Lab México contribuye a la democratización de la tecnología por medio de tres líneas de acción: asesoría a otras instituciones educativas o fab labs, colaboración con instancias gubernamentales e impartición de cursos y talleres al público en general.

Los miembros de Fab Lab México han sido capacitados a través de los programas impartidos por Fab Academy, para trabajar con grupos vulnerables como niños con discapacidad auditiva y con micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

“Conocíamos el equipo que teníamos, pero aplicar las virtudes de estas máquinas a nuevos modelos de negocio y con responsabilidad social, fue algo que fuimos aprendiendo para adaptar estas tecnologías a procesos de creación”, compartió el maestro Gonzalo Pérez.

Por otro lado, las máquinas que se encuentran en Fab Lab México, como impresoras 3D y máquinas de corte y grabado, reciben mantenimiento continuo y, en caso de ser necesario, se busca reemplazarlas por opciones más avanzadas.

Taller de alta especialización

Desde 2016, el Inadem lanzó la convocatoria 2.4 Incubación de Alto Impacto, Aceleración de Empresas y Talleres de Alta Especialización, con el objetivo de facilitar el uso de los servicios de los talleres de alta especialización a empresas vulnerables. Fab Lab México ha participado por tres años consecutivos en esta convocatoria, siendo certificado como un taller de alta especialización.

http://www.conacytprensa.mx/index.php/tecnologia/tic/23622-fab-lab-mexico-experiencia-emprendimiento

Share.