Jueves, diciembre 13

Este emprendedor mexicano va por el mercado de la moda con su concepto de sastre a domicilio

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Diego Bugallo, de 24 años de edad, creó una empresa que, no importa dónde te encuentres, te toma las medidas hasta la puerta de tu casa u oficina para hacer un traje que nunca encontrarás en una tienda retail.

La industria de la moda siempre está en los reflectores. Tiene actores de gran relevancia como Calvin Klein, Hugo Boss o Michael Kors. A pesar de que estos y otros ‘monstruos’ dominan el mercado, este emprendedor mexicano persigue una oportunidad con un concepto poco conocido en México.

Diego Gómez Bugallo, de 24 años, es estudiante de la licenciatura de Creación y Desarrollo de Empresas, en el Tec de Monterrey campus Querétaro, y fundó una empresa que lleva por nombre su segundo apellido, la cual tiene el objetivo de confeccionar para ti un traje a la medida sin que salgas de tu casa ni un momento (salvo para recoger tu ropa).

La empresa Bugallo se enfoca en la confección de trajes de dos y tres piezas. En su modelo de negocio, el cliente únicamente realiza una cita por la página de internet de la startup. El resto del trabajo es obra de la compañía de Diego, la cual, no importa en qué estado de la República te encuentres, llega hasta a ti -ya sea de manera física o digital- para tomarte las medidas de tu traje ideal.

El trabajo es similar al de un sastre particular, pero con una diferencia notoria. “Son trajes hechos a la medida pero con el servicio a domicilio, en donde yo voy a la casa u oficina del cliente y tomo las medidas. Este proceso toma de 40 minutos a 1 hora, en el que se toman medidas del traje, fotos de la persona, detalles de la personalidad del cliente. Estoy resolviendo el problema que ellos tienen de no poder encontrar un traje con sus especificaciones, que cumpla con lo que ellos quieren expresar”, dijo Diego Bugallo en entrevista para El Financiero.

El emprendedor, que tiene en mente el mercado de la moda desde 2016 cuando comenzó a comercializar pañuelos para traje hechos por él mismo gracias a tutoriales de YouTube, comentó que el tiempo de entrega de los trajes que diseña su empresa es de 15 a 20 días, menor al de un sastre particular.

¿Cómo hizo Bugallo para disminuir los tiempos de entrega? La respuesta está en Asia.

Lo que tiene mi modelo de negocio es que todos los trajes están fabricados en China. Los sastres aquí en Querétaro no manejaban la calidad que yo quería manejar. Cuando trabajé en Massimo Dutti (en octubre de 2017) y comparando los trajes con los del sastre que trabajaba, la calidad no se acercaba. Yo quería ser un competidor de estas marcas, yo quería competir con Hugo Boss, Calvin Klein, Massimo Dutti, Scappino, tener la misma calidad de ellos. No encontraba eso en México. Me di a la tarea de buscar fuera de Querétaro, pero los sastres tenían un costo alto o solamente me podían producir dos o tres trajes al mes; yo necesitaba incrementar la producción para satisfacer la demanda”, comentó el emprendedor de 24 años.

Bugallo dijo que, “por casualidad”, una empresa china -de la que reservó el nombre por cuestiones de contrato- lo contactó gracias a su página de Instagram, donde ya comenzaba a vender trajes bajo el nombre de su primer intento de empresa (llamada Oxfords, not Brogues).

“En marzo me contactó esta maquiladora y, después de pedir una camisa y saco pruebas, la calidad superó mis expectativas (…). Desde junio comencé a vender los trajes con ellos, quienes pueden producir hasta 100 al mes“, explicó. Después de esto, cambió el nombre de su empresa a Bugallo, dejando atrás el Oxfords, not Brogues, que para él era un nombre “nada comercial”.

La empresa china utiliza materiales que provienen del Reino Unido o Alemania, por ejemplo, para confeccionar los trajes. Por ello, los precios de los trajes superan el promedio de las tiendas de retail. “Un traje de dos piezas, de lana, similar al que maneja Massimo Dutti está en 8 mil 600 pesos. Si compras un traje más una camisa, esta sale en mil 400. Estos precios ya incluyen poder modificar las prendas al gusto, escoger el tipo de tela, botones, forro, tipo de cuello para la camisa, solapa, puños”, añadió Diego Gómez Bugallo.

A pesar de los precios, Bugallo pone énfasis en que “tener un traje con nosotros es una inversión que te va durar mucho más que uno de una tienda de retail”.

Una vez que la maquiladora en Asia termina el traje, se envía de regreso a México por DHL y después Bugallo lo lleva hasta la puerta de la casa del cliente.

De junio de 2018 -cuando comenzó el proceso de registro de la empresa- a septiembre del mismo año, Bugallo ha vendido 30 trajes (25 de dos piezas y 5 de tres piezas) y 20 camisas.

http://www.elfinanciero.com.mx/emprendedores/este-emprendedor-mexicano-va-por-el-mercado-de-la-moda-con-su-concepto-de-sastre-a-domicilio

Share.