Miércoles, diciembre 12

Emprendimiento debe impulsarse desde la educación

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Fomentar el emprendimiento es una actividad sana y relevante, porque genera empleo, innovación, riqueza social y crecimiento”, con esas palabras inició la conversación Ignacio de la Vega, decano de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.

Precisó que en una sociedad evolucionada emprende 5% de la población, pero eso no significa que para el resto de la población no sea importante, sólo que no todos cuentan con las habilidades desarrolladas para emprender.

Por ello, la educación juega un papel importante. “En sociedades avanzadas y grandes ecosistemas como Silicon Valley, Miami, Israel y Singapur, la educación es un elemento clave para desarrollar el espíritu emprendedor”.

De acuerdo con el Global Entrepreneurship Monitor, México está en un rango intermedio de emprendimiento, con muchas oportunidades de desarrollo y que en los últimos 10 años ha mostrado un crecimiento en actitud, capacidad y voluntad de emprender como sociedad.

A pesar de ello se vive un “déficit importante de calidad del emprendimiento, no así desde el punto de vista cuantitativo, porque se generan suficientes emprendimientos y la población lo ve como una oportunidad de desarrollo”, pero no todas las empresas se mantienen, recordemos que 75% de las compañías cierra operaciones después del segundo año de vida.

No sólo se requiere de educación, el ecosistema emprendedor debe contar con apoyo del gobierno sin intervenir, sólo “soportarlo, darles marco jurídico, seguridad y las condiciones para que las iniciativas privadas, de investigación y financieras sucedan”.

Así como pasó en Silicon Valley, donde el estado brindó las herramientas para que el ecosistema se desarrollará.

Ignacio de la Vega puso de ejemplo a España, país que impulsó una
herramienta educativa que lleva el desarrollo del espíritu emprendedor a la secundaria y expone de forma sencilla por qué es importante emprender, tanto a nivel individuo, sociedad y empresa.

Se necesita impulsar el emprendimiento desde etapas tempranas, dijo Ignacio, pero no sólo eso, también en las empresas, que impulsen a los empleados a emprender y que adopten desarrollos que ayuden a que la organización sea más competitiva.

“El emprendimiento debe ser entendido como un mindset, un espíritu que aplicamos en nuestro trabajo diario, ya sea dentro de una organización o en nuestra propia empresa”, mencionó.

Asimismo, una de las competencias más buscadas por el talento global es el espíritu emprendedor para trasformar las organizaciones desde adentro, desarrollar nuevos modelos de negocio y atraer emprendimientos que ayuden a crecer.

También comentó que las cinco habilidades más importantes para los emprendedores son: trabajo en equipo, manejo del tiempo y habilidad para priorizar, entender el impacto de lo digital en el negocio, construir y expandir la red de contactos y solucionar retos complejos; por encima de otras habilidades menos importantes, como programación, habilidades financieras o estadísticas.

http://elempresario.mx/emprendedores/emprendimiento-debe-impulsarse-desde-educacion

Share.