Martes, diciembre 18

Ellas crearon el Airbnb mexicano para mascotas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Daniela del Omo y Mariel Jiménez le dieron un giro al formato tradicional de alojamiento para mascotas. Crearon una plataforma digital que permite reservar un hogar para hospedar a perros y gatos.

Hace cuatro años, Daniela del Olmo vivió una mala experiencia. Salió de vacaciones y dejó a Rufo, su perro, en una pensión para mascotas en la Ciudad de México. Cuando regresó, el peludo estaba enfermo por una bacteria que lo afectó gravemente en ese lugar. Poco tiempo después, el canino falleció.

Esta experiencia motivó a Daniela y su amiga Mariel Jiménez a buscar una forma de mejorar el alojamiento para mascotas, una en donde pudieran recibir los cuidados y el afecto de una familia. Entonces, decidieron crear Host a Pet, una startup que busca hospedaje para perros y gatos en los hogares de nuestro país, con servicios de guardería, entrenamiento, baño y transporte.

Su modelo de negocios consiste en la reservación de una o más noches en una de las casas de la red de más de 2,000 host (anfitriones o cuidadores de mascotas) que tiene la empresa, conformados por entrenadores, etólogos, veterinarios y pet lovers certificados, a través de una app móvil y el sitio web. El usuario elige los servicios que necesita y la plataforma sugiere el host más cercano a su ubicación.

El costo promedio del hospedaje es de $220 por noche, aunque depende del tamaño de la mascota y los servicios que se requieran. Como parte del modelo, Host a Pet retiene un 10% del costo de cada reservación al host, y otro 10% al cliente, aunque en los próximos meses será del 16%. “Es una nueva forma de empleo para aquellas personas que son paseadores de perros o que se dedican a bañarlos. Ahora con esta plataforma pueden generar más clientes”, dice Mariel, socia y cofundadora de Host a Pet.

La inspiración

Todo comenzó un año después de que Rufo falleció. Mariel tenía 32 años de edad y Daniela 30, se conocían desde hace varios años y habían emprendido un negocio de lentes. Antes de que eso pasara, Mariel estudió comunicaciones, dejó su último empleo para abrir un negocio de renta de mobiliario y decoración de eventos que actualmente opera su madre. Mientras que Daniela es mercadóloga y tenía una empresa de reciclaje que cerró luego de unos años de esplendor.

Cuando las emprendedoras salían de viaje, se hospedaban en Airbnb, y fue precisamente en esa empresa que encontraron una inspiración para iniciar Host a Pet. ¿Por qué no hay un Airbnb para mascotas en México? Fue la pregunta que detonó el arranque de su negocio con 800 mil pesos propios y de friends & family. Ahora Daniela dirige la empresa y Mariel se encarga de la parte operativa.

https://www.entrepreneur.com/article/314857

Share.