Lunes, diciembre 17

El Tec transforma su modelo educativo; será más flexible y vivencial

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En uno de los cambios más importantes desde que inició hace 75 años, el Tec de Monterrey está transformando casi por completo su modelo de enseñanza. A partir del ciclo escolar 2019-2020, comenzará a implementar al 100% lo que ha llamado Modelo Educativo Tec21, el cual se caracteriza por el aprendizaje basado en retos, la flexibilidad en el aprendizaje, el impulso de una vivencia memorable y profesores inspiradores.

UN NUEVO MODELO DE CLASES

“Nos dimos cuenta que nos estaban llegando alumnos del siglo XXI a universidades […] con modelos que datan de siglos atrás”, explicó David Garza, rector del Tecnológico de Monterrey. Entre otras cosas, se refiere, por ejemplo, a un modelo donde los alumnos principalmente se sentaban a escuchar a su profesor.

Este modelo educativo, en contraste, apuesta por una formación con retos prácticos, que combina la teoría con la adopción de habilidades. La implementación comenzará en todas las carreras y semestres en el 2019, aunque desde hace ya cuatro años se ha estado implementado de manera parcial.

“Lo interesante del nuevo modelo es que más del 50 por ciento de la formación del estudiante ocurre fuera del aula y con retos”, detalla Garza. Además, añade, es un modelo flexible que permite a los alumnos explorar áreas, tomar diversas modalidades de clase y caminos de especialización. El modelo también apuesta por mantener profesores expertos e inspiradores, aunado a una vivencia integral memorable del estudiante.

ENSEÑANZA CON RETOS REALES

Uno de los objetivos del Modelo Educativo Tec21 es que los jóvenes liberen y desarrollen su potencial para transformar su entorno ante los retos del siglo XXI. “Después de 4 o 5 años, un alumno ahora se va a graduar y va a estar quizá trabajando en empresas u organizaciones que aún no existen”, dice Garza.

Con el aprendizaje con retos, se busca que los alumnos adquieran mucha más experiencia con pruebas como las que enfrentarán fuera de la universidad. “Estos retos diseñados por profesores son problemáticas vinculadas con una organización o un problema de la comunidad, en donde el alumno pone en práctica su conocimiento o desarrolla nuevos”, detalló el rector.

Actualmente, el modelo ya está en curso con dinámicas como el Semestre i (opcional) o la Semana i (una en cada semestre), donde los alumnos resuelven retos bajo la guía de profesores y con la coordinación de un socio formador, que puede ser una ONG, empresa, entidad pública, etc.

Román Martínez, vicerrector de Transformación Educativa, explica que la implementación gradual del modelo ha sido un éxito y está listo para ser aplicado en todos los campus y semestres.

“Ya hay ejercicios (estudios) que nos dicen que los muchachos que participan en Semestre i, aprenden más o mejor que los que están en un semestre normal”, comentó el vicerrector.

\n","url":"https://youtu.be/pZ4F8IEBBlE","width":854,"height":480,"providerName":"YouTube","thumbnailUrl":"https://i.ytimg.com/vi/pZ4F8IEBBlE/hqdefault.jpg","resolvedBy":"youtube"}” data-block-type=”32″>

” data-provider-name=”YouTube”>

UN MODELO FLEXIBLE

En el Modelo Educativo Tec21, la flexibilidad es también un aspecto crucial. El modelo refuerza las opciones para tomar clases en diversas ubicaciones del país o el extranjero y en varias modalidades presenciales y a distancia.

Además, el cambio de carrera a otra de una misma área y la exploración de conocimientos y retos de otros campos se vuelve más natural. “Hay pocas entradas y muchas salidas”, dice David Garza. “Hay una puerta de entrada que se llama Negocios; otra, Ingeniería; otra, Humanidades […] Entras por esa puerta de entrada y desde los primeros semestres vas a poder explorar […] Luego, decidir y tomar el resto de su carrera, como experiencias de aprendizaje basadas en retos y así también especializarte”.

https://observatorio.itesm.mx/edu-news/tec-de-monterrey-transforma-su-modelo-educativo-mas-flexible-y-vivencial

 

Share.