Jueves, diciembre 13

El capital de riesgo rehuye al emprendimiento en México

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El deficiente monitoreo del dinero invertido en nuevos proyectos hace pensar que el emprendedurismo está sobrevalorado, en realidad, este tipo de inversión es efectiva para negocios

Por Alejandro Medina y Viridiana Mendoza

Los fondos de capital de riesgo (venture capital) invierten cerca de 80,000 millones de dólares (mdd) en emprendedores de todo el mundo, lo que equivale a 86% de las inversiones globales de estos fondos, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Tan sólo en Estados Unidos, se invierten en emprendedores 66,600 mdd, y en Europa, 4,700 mdd. En América Latina, los cinco mayores fondos especializados en startups (Alta Ventures, Latin Idea Ventures, KaSZek Ventures, InverSur Capital y Alta Growth Capital) canalizan más de 500 mdd. En la mayoría de los países de la OCDE, el venture capital representa apenas 0.05% del PIB, aunque hay dos grandes excepciones: Estados Unidos e Israel. Ahí la industria de capital privado representa más de 0.35% del PIB.

 

¿Inversiones rentables?

Lo interesante sobre la confianza de los inversionistas es que, en 2016, el promedio de inversión recibido por proyecto emprendedor superó los 5 mdd en Canadá, Irlanda, Israel y Estados Unidos. En tanto, en las principales economías de Europa: Francia, Alemania, Italia y España, el promedio estuvo entre 1 y 2 mdd.

No hay una tendencia clara para saber si crece o decrece el interés de los inversionistas por fondear empresas nacientes. El venture capital es una forma de fondeo particularmente importante para compañías que tienen componentes de innovación y potencial de crecimiento, pero que, a la vez, tienen modelos de negocios aún no probados y sin historial de ganancias, y es una inversión que reemplaza o complementa a los créditos bancarios.

Pese a su importancia para las Pymes, sólo un pequeño número de ellas son respaldadas por el capital de riesgo; en la mayoría de los países de la OCDE las Pymes respaldadas por venture capital representan menos de 1% del total de compañías que nacen en un año.

Entre 2007 y 2016, los fondos destinaron 40% de sus recursos a empresas con menos de 20 empleados.

“Lo que sostenía a la economía del país, hasta hace poco, eran recursos fósiles que no son renovables y que se convertían en combustible. Apostarle a esos recursos no tiene sentido. Para mí no existe otro vehículo con el que la economía de un país pueda avanzar si no es con el fomento del emprendimiento, pensando en el emprendedor como alguien que transforma la realidad para algo mejor”, afirma Gabriel Charles, fundador del Coworking Cow. “Las personas que aglutinan más fortuna en el mundo son emprendedores y han ido transformando al mundo, impactando en bueno y malo. Como país, debemos tener estos motores que utilizan el talento de las personas”.

En México, las Pymes generan más de 18.5 millones de empleos formales, de acuerdo con el último estudio de emprendimiento de la OCDE, “Entrepreneurship at Glance” (Emprendimiento a simple vista, 2017), pero el mismo reporte consigna que 60% de las mercancías y servicios con valor agregado son generados en el país por empresas con más de 200 empleos.

“Es importante voltear desde los grandes corporativos y reconocer que todos, de alguna manera, nacieron como emprendimientos”, dice Ramsés Gómez, director de la plataforma de empresas sociales Sistema B. “El reto hoy es si juzgamos al emprendimiento en función de cuántos son exitosos, [porque]entonces, dejamos de ver a los que tienen potencial”.

https://www.forbes.com.mx/capital-de-riesgo-rehuye-al-emprendimiento-en-mexico/

Share.