Lunes, diciembre 17

Edgar Manuel Mendez Montoya: Emprender en México

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El empresario Édgar Manuel Méndez Montoya, es un reconocido empresario mexicano de la industria del acero, originario de Quintana Roo, fundador de la Comercializadora EDME y defensor del emprendimiento  expresa: “Desde el siglo XX ha existido particular interés por estudiar y entender el papel del emprendedor; esto, debido a que el emprendedor beneficia a la economía de un país. Muchas países han modificado sus políticas públicas  con la finalidad incentivar y mejorar el ecosistema empresarial. En los últimos años México ha llevado a cabo una serie de cambios referente a las instituciones responsables de fortalecer la cultura emprendedora, los programas de financiamiento para la creación de nuevas empresas y la creación de una cultura emprendedora, entre otros”.

México es un país rico en cultura y riquezas naturales, pero también debe ser un lugar en el que los jóvenes emprendedores, logren encontrar oportunidades para alcanzar el éxito en los siguientes años. A nivel global se ha probado que al fomentar el emprendimiento en particular el de base tecnológica y de alto impacto se promueve el crecimiento económico a través de un círculo virtuoso de generación de empresas, empleos, riqueza y bienestar.

El beneficio fundamental de esta espiral positiva, expresa Edgar Manuel Méndez Montoya, radica en el florecimiento de una generación amplia, efectiva e incluyente de emprendedores. Los jóvenes tienen que ser capaces de entender que detrás de las grandes carencias y problemas, hay espléndidas oportunidades, que las nuevas tecnologías abren posibilidades previamente insospechadas, generando productos y servicios de valor, para que millones de personas se integren primero e impulsen después, este gran proceso de transformación y evolución.

La juventud mexicana factor clave del emprendimiento y la Innovación 

Para Édgar Manuel Méndez Montoya: En México se puede encontrar una gran comunidad de jóvenes con conocimientos y personas dispuestas a invertir. Hay que vincularlos y que participen en los ecosistemas de emprendimiento, para que la investigación y el desarrollo tecnológico resuelvan problemas de nuestra realidad y así, se generen nuevas empresas y empleos.

Las grandes empresas deben comprometerse con los nuevos emprendimientos y los emprendedores deben pensar en métodos creativos para colaborar con ellas; hay que buscar formas de interacción para alinear intereses.

Los emprendimientos son inversiones de alto riesgo, pero el beneficio potencial que representan es enorme. Por esta razón se debe fomentar una cultura de riesgo entre las distintas alternativas de financiamiento. Si bien hay todo un conjunto de fuentes de capital de riesgo que está avanzado, aún falta mucho por hacer en este sentido.

México necesita emprendedores que fortalezcan la economía y generen empleos, pero también que dejen un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. En particular, la generación de los millennials ha demostrado que puede contribuir con nuevas ideas y tecnologías que resuelven problemáticas no sólo locales, sino también globales.

Para el empresario y ex gobernador del estado de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, una de las innovaciones en materia emprendedora es el turismo de romance la cual incluye hasta la boda, México se ha convertido en una potencia en esta clase de emprendimiento, recibiendo 23% de la demanda del mundo, donde los destinos más visitados son la Riviera Maya, Cozumel y Cancún, lo que significa una derrama económica de millones de pesos.

Leer:  CONTEXTO DEL CAPITAL PRIVADO Y EMPRENDEDOR EN MÉXICO 2017

 

La tecnología como fuente innovadora

Los avances tecnológicos y las nuevas formas de pensar están llevando a la tecnología a ser la nueva base de la economía mundial. Cada vez es más sorprendente la forma en que el uso de la tecnología contribuye a crear empresas inimaginables hace unos cuantos años.

Es cada vez  más apasionante la forma en que la tecnología ha llevado a millones de personas en el mundo a reflexionar sobre diversos temas: salud, aprendizaje, arte, recreación, energía, negocios, nuevas formas de colaboración, etc.

Esta evolución tan acelerada ha permitido que cada vez haya más empresas e ideas con necesidad de inversión. En México, esta evolución ha puesto en el mapa a un universo creciente de emprendedores con grandes proyectos que requieren inversiones.

“Es importante que no se queden pequeñas. Las empresas tienen que nacer con un modelo de negocios global y una visión de crecimiento. La capacitación y entrenamiento serán muy importantes para crecer, tener tecnología, innovación y el equipo directivo adecuado”, remarcó Édgar Manuel Méndez Montoya

En cuanto a los sectores más atractivos en México, destaca el automotriz, aeroespacial y tecnológico por la oportunidad que otorgan a PyMEs y emprendedores debe integrarse en la cadena de valor como proveedores. Es importante, además, otras industrias en el campo de la innovación, como la energética, los servicios médicos y los dispositivos electrónicos, sin olvidar el potencial del turismo, restaurantes y comercios como generadores de empleo e impulsores de la economía.

Leer: Estas innovadoras ‘startups’ de mexicanos fueron premiadas en Austin

Emprendimiento en México, con espacio de mejora según Édgar Manuel Méndez Montoya

El emprendimiento en México está viviendo uno de sus mejores momentos, e investigaciones internacionales nos muestran que la tendencia es que continúe creciendom señala Édgar Manuel Méndez Montoya.

Esto de acuerdo a información ofrecida por la multinacional Amway a través de su Índice de Espíritu Emprendedor, el cual mide el emprendimiento en tres dimensiones distintas frente a la presión social: el deseo, la viabilidad y la estabilidad.

En este índice, se señala que México tiene una excelente actitud hacia el emprendimiento, ya que 93% de los encuestados contestaron afirmativamente al preguntarles si alguna vez han considerado abrir un negocio. Además, el 58% de los participantes cree tener las capacidades para hacerlo y el 40% no considera a sus amigos o familiares como una influencia negativa a la hora de emprender.

México sumó 64 puntos en este Índice, logrando posicionarse sobre países como Colombia, España y los Estados Unidos.

Aún con estos resultados, México no se encuentra dentro de los primeros lugares en el Índice de Amway donde dominan mayoritariamente países asiáticos.

Vietnam obtuvo el primer puesto, seguido por India, Tailandia, China, Sudáfrica, Brasil y Malasia, demostrando que aún cuando México se encuentre bien posicionado frente a otros países, aún existen grandes oportunidades para seguir mejorando en esta área.

Este Índice es una buena herramienta para poder darse una idea de a dónde apunta el futuro del emprendimiento en cada uno de los 45 países donde se realizó la investigación, aunque es sólo un complemento ya que por lo menos en el caso mexicano existen muchos otros recursos para dar fe de que el emprendimiento es el camino a seguir.

La importancia de la educación para el emprendimiento: Édgar Manuel Méndez Montoya

¿Se puede innovar en México? Édgar Manuel Méndez Montoya, aborda el tema de la innovación en México, el panorama es positivo  porque en los últimos años el gobierno federal puso mucho énfasis en apoyar la innovación y en generar al llamado ecosistema emprendedor. Además, la cultura de México cambió, pues los jóvenes que salen de las universidades ya no solo piensan en emplearse, sino también en crear un negocio, sin embargo, hace falta más educación sobre la innovación. México es el país con el mayor porcentaje de nuevos negocios según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ), el que crea más empresas en relación a las ya existentes, aunque no todas ellas cuentan con innovación, pese a ello, en el mundo se reconoce a México por su cultura de emprendimiento y su talento.

En esto coincide el también empresario y ex gobernador del estado de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, manifiesta: “Fomentar el emprendimiento y la innovación en todos lo niveles de la educación académica, en niños, jóvenes y adultos es importante para promover su autonomía y superación ante la vida. Los beneficios de esta práctica son múltiples: se desarrollan la creatividad, la asertividad, la confianza y el pensamiento positivo. Por otro lado, también mejora la capacidad para resolver conflictos y tomar decisiones”.

 

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

Share.