sábado, mayo 11

BootsTrapping: así se emprende sin grandes cantidades de dinero

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Emprender requiere de una suma importante de ideas y de ganas por trabajar en ellas. El emprendedor requiere de paciencia, resiliencia y otras cualidades para que su idea se concrete y genere valor en el mercado. Sin embargo, también requiere de una inversión inicial para comprar lo necesario y solventar los gastos básicos. Algunos acuden a los préstamos bancarios, rondas de inversión o rompen su alcancía y usan sus propios ahorros. Los que usan sus ahorros buscan evitar la inversión temprana de un tercero en caso de fallar. Esto es lo que se llama BootsTrapping, un modelo efectivo para emprender y te lo explicamos a continuación.

Básicamente, un emprendedor que hace BootsTrapping es aquel que, a partir de sus finanzas personales, intenta fundar y construir su propia empresa. De acuerdo con el portal ABC Finanzas, esta práctica es realizada generalmente por fundadores con experiencia en ahorro personal y rápida venta de inventario, entre otros.

Beneficios del BootsTrapping

Según Francisco, este método cuenta con cuatro beneficios que los emprendedores deben tener presentes si deciden aplicarlo. El primero es que el emprendedor es su propio jefe: “La autofinanciación le permite al emprendedor responderse a sí mismo por sus resultados y le permite tener libertad”.

El segundo es la capacidad para enfocarse en lo que mejor sabe hacer: “En vez de dedicar tiempo para encontrar inversionistas puede enfocarse en el proceso de desarrollo de negocios”. De la mano con este segundo punto está el sentido de la responsabilidad, “ser el único inversor en una empresa permite que se esté más enfocado y orientado a los detalles”. Por último, el cuarto beneficio es la innovación: “Cuando todos los ahorros de una persona están en juego, la unidad y la presión forzarán al emprendedor a innovar e inventar”.

Caso de éxito

El portal Talking of Money cuenta el caso de la empresa de cámaras de acción GoPro. El empresario norteamericano, Nick Woodman, decidió crear esta empresa al ver que no podía sujetar cámaras de video a la muñeca de los surfistas en Australia. Para iniciarla contó con 10 mil dólares de sus propios ahorros que logró vendiendo cinturones y conchas mientras vivía con sus padres a sus 26 años. Después de varios modelos, Woodman lanzó su primera cámara al mercado en 2004. Era una cámara análoga de 35 mm que con el paso del tiempo evolucionó a lo digital.

A finales de 2004, GoPro recaudó 150 mil dólares en ingresos. Al año siguiente llegó a los 350 mil dólares y ha duplicado año tras año hasta llegar a los 2.500 millones de dólares actualmente. Pero este éxito no lo consiguió de la noche a la mañana. Woodman ya había creado dos empresas que no salieron adelante. La primera vendía productos electrónicos y, la segunda, financiada por 3,9 millones de dólares era una plataforma para juegos y mercadeo. Sin embargo, como lo mencionamos al principio, la resiliencia le permitió a este soñador constituir una empresa exitosa gracias al BootsTrapping.

https://www.enter.co/especiales/emprende/bootstrapping-emprende-sin-dinero/

Share.