sábado, mayo 11

3 lecciones para fracasar sin miedo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Estar conscientes de que las fallas son parte del camino facilita llegar a la cima, mencionó el CEO de Sura Asset Management.

CIUDAD DE MÉXICO. (Expansión) – El fracaso es incómodo, pero necesario para lograr el éxito. José Villatoro, cofundador y CEO de FuckUp Nights, explicó que cuando las personas toman decisiones incorrectas y se dan cuenta que el camino no es el adecuado para lograr cierto objetivo, aumentan las posibilidades de que recurran a la innovación para retomar el rumbo.

“Después de que una persona fracasa, es importante que genere un espacio de seguridad psicológica para externar cuáles fueron los factores que impidieron el éxito, de esta manera empieza un ciclo dinámico que fomenta la innovación y la creatividad”, dijo Villatoro durante su participación en Expansión Summit.

Todo el mundo tiene la ambición de crecer, pero no todos son conscientes de que el fracaso es un elemento esencial para llegar a la cima. Por eso, muchas personas se desequilibran cuando un conflicto aparece en medio del camino.

Para Pablo Sprenger, CEO Investment Management en SURA Asset Management, este comportamiento no solo impide disfrutar el recorrido al éxito, sino que dificulta el aprendizaje y eleva la probabilidad de tropezar con el mismo obstáculo una y otra vez. En algún momento, Sprenger estuvo en esta situación, por eso, ofreció tres lecciones que le permitieron fracasar sin miedo:

1. Nunca transar tus valores personales. Así sea la mejor empresa o el empleo soñado, una persona nunca puede decepcionarse a sí misma. Si los valores personales no empatan con los empresariales, las actividades que se realicen nunca van a tener una consecuencia positiva. Los profesionales tienen que dejar de justificarse permanentemente y salir de ese ciclo de fracasos para encontrar un lugar creativo e innovador que los acerque al tan anhelado éxito.

2. Si crees en algo, lucha por ello. Hay que empezar a hacer las cosas bien. Es cierto que somos parte de un sistema y existen reglas que deben cumplirse, pero esto no es sinónimo de atadura ni de conformismo. Las personas con un objetivo claro deben asegurarse de hacer todo lo posible por lograrlo, esto implica asumir el fracaso y tropezar las veces que sean necesarias. La recompensa valdrá la pena.

3. El cambio es una gran oportunidad. Lo mejor que pueden hacer los profesionales es decir sí a un nuevo reto, aunque el panorama no siempre sea el más alentador. Cuando una persona asume responsabilidades distintas a la que en ese momento cumple, se enfrenta a cambios que le van a permitir acercarse a su objetivo. Las oportunidades no dependen del individuo, pero sí el aprovecharlas.

https://expansion.mx/emprendedores/2018/09/14/3-lecciones-para-fracasar-sin-miedo


Share.